Historia

En Lleida, el arte moderno y contempor√°neo se encuentra en el MORERA. M√°s de cien a√Īos de historia con un mismo objetivo: poner al alcance de todo el mundo el patrimonio art√≠stico de los √ļltimos tiempos.

El nacimiento del Museo de Arte de Lleida

Una de las iniciativas culturales y art√≠sticas m√°s importantes de la Lleida del primer tercio del siglo XX es la creaci√≥n, en 1914, del Museo de Arte de Lleida. Diputaci√≥n y Ayuntamiento impulsaron el museo con el firme prop√≥sito de que deviniera, en palabras de la √©poca, ‚Äúuna instituci√≥n popular que influyera notablemente en la conducta de nuestro pueblo‚ÄĚ, en un momento de vitalidad cultural, lleno de acciones vertebradoras de la cultura.

El Museo de Arte de Lleida fue inaugurado en 1917 con unos fondos conformados, inicialmente, por las obras de los pensionados de la Diputaci√≥n de Lleida, un n√ļmero determinado de dep√≥sitos del Museo de Arte Moderno de Madrid y las donaciones del pintor Jaume Morera Gal√≠cia, a las que se unir√≠a m√°s tarde la donaci√≥n de obras de Carlos de Haes, efectuada por el propio Morera en 1924. Este fue, de hecho, el motivo por el que el museo cambi√≥ de nombre y pas√≥ a llamarse Museo de Arte Jaume Morera, en se√Īal de agradecimiento al artista leridano, promotor y mecenas.

Museo de Arte Jaume Morera, un museo itinerante

El Museo, que, en ese periodo, tuvo dos sedes, el mercado de Sant Lluís (1917-1934) y el Antiguo Hospital de Santa Maria (1934-1939), desarrolló, con la colaboración de otras entidades cívicas como el Ateneo de Lleida, una decidida acción cultural a favor de la difusión de las artes y los artistas leridanos.

El estallido de la Guerra Civil supuso un punto de inflexi√≥n en la trayectoria hist√≥rica del Museo. Al finalizar el conflicto b√©lico inici√≥ un lamentable periodo de absoluta inactividad, que se prolong√≥ cerca de cuarenta a√Īos y que marc√≥ profundamente su futuro. Tanto es as√≠ que, casi hasta el momento de la recuperaci√≥n de las instituciones democr√°ticas, el Museo permaneci√≥ cerrado y sus colecciones, disgregadas entre distintos edificios de la ciudad. Solo pudo volver a abrir sus puertas, de nuevo en el antiguo Hospital de Santa Maria, en 1959, y por un periodo de 10 a√Īos, hasta 1969.

Más tarde, en 1975, fue trasladado al antiguo convento del Roser. Durante la década de los ochenta (la de la recuperación cívica y cultural que siguió a la llegada de la democracia) se produjo el resurgimiento de la institución como tal, y el Museo pasó a vincularse a la nueva realidad cultural a través de la reivindicación de las trayectorias de los principales artistas leridanos contemporáneos y de la inserción de la ciudad en los canales de exhibición del arte.

 

Un proyecto de sede definitiva

Con la promulgación de la Ley de Museos de finales de 1990, la Diputación de Lleida inició el traspaso de la titularidad del 50% del Museo al Ayuntamiento de Lleida, y, desde 1993, el Museo de Arte Jaume Morera es exclusivamente de titularidad municipal. Primero fue gestionado por un organismo autónomo; después, por el Instituto Municipal de Acción Cultural, y, finalmente, a partir de 2004, por el Ayuntamiento de Lleida.

En 2007, con motivo del proyecto de construcción de un Parador Nacional en el edificio del convento del Roser, el Museo se trasladó al edificio del antiguo Casino Principal, ubicado en la calle Mayor, en principio de forma provisional, a la espera de que se llevaran a cabo las obras de la que tenía que ser su nueva sede, junto al Centro de Arte La Panera.

Sin embargo, el proyecto de una nueva sede para el Museo se aplaz√≥, y no fue hasta 2016, tras una audiencia p√ļblica impulsada por la plataforma Comprom√≠s pel Museu d‚ÄôArt Jaume Morera, celebrada en 2012, cuando se dieron los primeros pasos para que el Morera tuviera una sede propia en el edificio de la Antigua Audiencia de Lleida, en la rambla de Ferran, 13. Las obras de rehabilitaci√≥n y adecuaci√≥n del inmueble se iniciaron en 2019.

Paralelamente a todos los cambios de sede, la actividad del Museo como altavoz de las creaciones modernas y contempor√°neas sigui√≥ desarroll√°ndose a trav√©s de la adquisici√≥n de obras de arte, la programaci√≥n de exposiciones y actividades y el despliegue de programas educativos y de p√ļblicos.

 

El MORERA. Museo de Arte Moderno y Contempor√°neo de Lleida

Iniciadas las obras de construcci√≥n de la sede del MORERA, en la rambla de Ferran, el Museo aprovech√≥ para rehacer su imagen. En primer lugar, abandon√≥ el nombre de Museo de Arte Jaume Morera para consolidar el nombre con el que es conocido popularmente, el MORERA, y a√Īadirle una descripci√≥n adecuada, Museo de Arte Moderno y Contempor√°neo de Lleida. Y tambi√©n cambi√≥ su imagen gr√°fica incorporando un logotipo, un nuevo grafismo y un nuevo portal web a trav√©s del cual se puede acceder a la colecci√≥n con la plataforma Constelaciones. En 2022 present√≥ el Plan estrat√©gico 2022-2025, que debe orientar todas las acciones del Museo en este periodo.

Finalmente, en 2024, con una colección de arte que supera las 5.000 piezas, el MORERA abre sus puertas en una sede ya rehabilitada, desde la que podrá desplegar todas sus funciones como centro de conservación, investigación y difusión patrimonial de las manifestaciones artísticas en la Lleida de los siglos XX y XXI y como centro de actividades culturales y artísticas que han de afianzar el papel de un vasto territorio, el de las tierras de Ponent, en la cultura del país.

El museo a lo largo del tiempo